Solicitar llamada

Suelos vinílicos autoportantes, flotantes y adhesivos

Publicado el 06/05/2020

  • Suelos vinílicos autoportantes, flotantes y adhesivos

En publicaciones anteriores, hacíamos una introducción del suelo vinílico, explicando los tipos que existen y donde se pueden colocar. En esta entrada profundizaremos en estos aspectos.

Suelos vinílicos autoportantes, flotantes y Adhesivos

Tipos de suelo, según el lugar donde vayan a ser instalados

Los suelos vinílicos pueden ir destinado principalmente a dos tipos de público: el residencial o el comercial.

El uso residencial es para un uso doméstico, destinados a viviendas donde tendrán un tránsito bajo de personas.

El uso suelo de uso comercial, va destinado a locales comerciales, hoteles, restaurantes y demás lugares donde el tránsito de personas será muy elevado. Este tipo de suelo presenta una capa exterior al uso mucho más resistente que la de los suelos de uso residencial.

¿Qué tipos de suelo vinílico existen en el mercado?

El mundo de este tipo de pavimentos es muy amplio, pero podríamos diferenciarlos en tres grandes grupos; autoportantes, flotantes o adhesivos.

Suelos Vinílicos autoportantes

Son pavimentos vinílicos heterogéneos que normalmente vienen representados en losetas, y como su propio nombre indica, su colocación se sustenta en su propio peso. No es necesario ningún tipo de adhesivo ni ningún otro material que lo adhiera al suelo, aunque si suele usar una pequeña capa de fijador que hará que las losetas no se desplacen. Gracias a su peso, estas losetas quedan auto instaladas nada más dejarlas caer.

Una ventaja de este tipo de suelo, es que si algún día tuviéramos un inconveniente de tuberías, no sería difícil levantar las losetas y acceder al problema. Con solo retirarlas, accederíamos a la solería principal.

Las principales característica de este tipo de suelo autoportante son las siguientes:

  • - Gran variedad de diseño: Como decíamos anteriormente, en general vienen representadas en losetas, pero en la actualidad podemos encontrar diseños en lamas o en forma de puzle, lo que hará que nuestro suelo tenga un aspecto novedoso.
  • - El tiempo de instalación y complejidad: Colocar este pavimento es sencillo, ya que solo tendremos que dejar caer la loseta y su propio peso hará el resto, aunque en algunos modelos se recomienda la aplicación de una capa de fijador.
  • - Se pueden instalar sobre todo tipo de suelo: Siempre que este soporte esté bien consolidad y nivelado. Si la capa de suelo presentara algún tipo de imperfección, deberíamos solventarlo para que las juntas no se nos marquen o estropeen en un futuro.
 
Suelo vinílico
 

Suelos vinílico flotantes

Digamos que es el tipo de suelo más usado dentro de los pavimentos vinílicos. Su nombre nos dice  ya todo sobre él, es un suelo que flota sobre la superficie principal. En el ámbito doméstico es el más utilizado ye que su instalación es fácil y rápida.

Al igual que en los suelo autoportantes, para la colocación de un suelo flotante, el pavimento donde debe ir apoyado debe estar completamente nivelado, limpio y sin llagueado, para evitar la aparición de marcas con el paso del tiempo.

Deberíamos colocar una base intermedia entre nuestro suelo flotante y el pavimento donde se instala. Este tipo de subsuelo suele tener un grosor de 2-3 mm y nos hará de “almohadilla” para nuestro suelo vinílico flotante.

Las principales características los suelos vinílicos flotantes son:

  • - Fácil y rápida colocación ya que su sistema de click hará que no sea necesario ningún tipo de adhesivo ni fijador para su instalación.
  • - Gran variedad de modelos, tanto imitación a maderas como en colores fantasía, así como diseños de imitación piedra.
  • - Su durabilidad es alta, ya que la capa de uso exterior hará que perdure por muchos años, siempre que el mantenimiento sea el adecuado.
  • - Son suelos generalmente muy económicos.


Suelos Vinílicos Adhesivos

El pavimento vinílico adhesivo no requiere obra y su instalación es muy sencilla. Cuenta con muchas ventajas, lo que lo convierten en un suelo muy demandado: Es antibacteriano, antiestático, antideslizante y muy resistente al desgaste, al agua y a la abrasión.

Antes de instalar suelos de este tipo, hay que asegurarse de que la bases no sea porosa y este bien nivelada, de forma que el material pueda adherirse sin dificultad. Si no se dan estas condiciones, será necesaria la utilización de un mortero autonivelante antes de la instalación.

Podemos diferencias dos grupos: los suelos adhesivos y los autoadhesivos. Los primeros requieren una instalación profesional, ya que se debe aplicar adhesivo. Un trabajo laborioso en el que habrá que prestar especial atención a las jutas, muy propicias a la aparición de bacterias y demás organismos. Las uniones se sellan mediante un cordón de soldadura que hará que queda totalmente hermético evitando problemas en el futuro.

Los suelos autoadhesivos son los más económicos del mercado. Su instalación es muy simple, pero su durabilidad es la más baja de todos los modelos mencionados anteriormente. Suelen presentar problemas de adhesión con el paso del tiempo.

Las principales características de los suelos vinílicos adhesivos son:

  • - El precio. Es el suelo más económico que existe en el mercado.
  • - Instalación sencilla. Puede ser instalado por cualquier persona que sea un poco manitas, ya que solo deberá retira el papel que viene adherido a la base de la lama y colocarlo en la superficie.
  • - Muy resistente a los impactos y los ruidos. Su capacidad de absorción es increíble, y su limpieza, muy sencilla.
 
 

Esperamos que con esta explicación tengáis un poco más claro el suelo que queréis y necesitáis para vuestra vivienda o para vuestro comercio.

Pero si aún os siguen quedando dudas, no dudéis en acercaros a cualquiera de nuestros centros de Pinturas Andalucía donde nuestros compañeros os asesoran y os sacaran de cualquier duda.

COMENTARIOS

Ningún comentario por el momento.

Añadir un comentario