Solicitar llamada

¿Se puede poner suelo laminado en el baño o en la cocina?

Publicado el 22/11/2019

  • ¿Se puede poner suelo laminado en el baño o en la cocina?

Esta es la típica pregunta, que muchos clientes nos hacen cuando adquieren o van a adquirir un suelo laminado para su casa. Cada vez más se demandan suelos laminados, capases de soportar la humedad presente en estas zonas tan sensibles de la vivienda.

Por esto, hoy vamos a centrarnos en los suelos laminados (tableros HDF) resistentes a la humedad.

Es muy habitual, que los fabricantes utilicen para describir las características de sus productos, términos como, resistentes al agua o “Water Resistant”, aun cuando esto no sea siempre verídico al 100%. Actualmente, se está trabajando en una normativa europea que regule este apartado, ya que hoy en día, existe un vació legal al respecto.

Suelos vinílicos para cocinas y baños. ¿Cuánto duran?

Para que un suelo laminado nos ofrezca garantías en el paso del tiempo, cuando es colocado en zonas húmedas, debemos remitirnos a su ficha técnica. En ella se nos indicará la cantidad de tiempo que cubre dicha garantía y las cláusulas de la misma. Esto nos dará una pista del resultado que podemos obtener escogiendo dicho modelo.

En el mercado actual, lo máximo que se está ofreciendo de garantías para este tipo de suelos instalados en zonas húmedas, es de 10 años. Un ejemplo de esta política, es fabricante belga Quick Step, que comercializa en estas condiciones, algunos de sus productos.

Una garantía de 10 años no significa que podamos tener nuestro suelo sumergido en agua, sin que nos dé problemas, durante este tiempo. Implica que podrá estar en un entorno húmedo, durante al menos 10 años, sin sufrir daños significativos.

Características de los suelos laminados para instalar en en baños o cocinas

Quick Step, referente en el mercado de los suelos laminados, para poder ofrecernos estos años de tranquilidad, utiliza un sistema de fabricado especial. Consiste en impregnar con un barniz hidrofugante, todas sus juntas y puntos de contacto entre las tablas que forman el suelo.

Esta aplicación se realiza en fábrica, con lo que como usuarios no tendremos que hacer nada en dichas juntas, para evitar las filtraciones de agua. Gracias a este proceso, es posible instalar suelo laminado en baños y cocinas sin problema y con todas las garantías. Además, los suelos laminados de calidad, vienen tratados con una película exterior, impermeable, que hará imposible la penetración del agua por su cara vista. Con este tratamiento, la resistencia a la humedad aumenta significativamente.

En una buena instalación del suelo laminado está la clave

instalar suelo laminado en el baño o cocina

Si la instalación se realiza correctamente, la superficie de nuestro suelo una vez montado, estará completamente sellada. Lo que significa que ni las bacterias, ni la suciedad ni la humedad podrán tener acceso al mismo.

Como siempre recomendamos, es fundamental leer las condiciones de fabricante para que el tratamiento impermeabilizante sea eficaz, cumpla con los requisitos de garantía y así, el producto alcance su máxima vida útil.

Un aspecto relevante son las indicaciones para la instalación, donde se nos indicará como colocar suelos laminados y los materiales a utilizar. En el caso de Quick Step, se nos aconseja colocar un pequeño rodillo de espuma en todo el perímetro exterior del suelo, y posteriormente, sellar con silicona impermeable. Con esto se evita que el vapor que chorrea por las paredes desde arriba hacia abajo, penetre en el suelo por esa unión.

En los suelos laminados para cocinas y baños la calidad es importante

Hay que tener cuidado. Muchos fabricantes “low cost”, se limitan a poner el cartelito de resistente al agua, aunque esa afirmación no sea del todo cierta. Si prestamos atención a la letra pequeña de su ficha técnica, leeremos que es resistente en su capa exterior, debido a la película protectora que llevan la mayoría de suelos del mercado. Pero esto no garantiza que resisten la humedad que puede penetrar por la junta lateral o por las uniones entre lamas.

Debido a este tipo de “engaño”, los grandes fabricantes han decidido luchar, para que se cree una normativa europea, que permita clasificar un suelo como resistente al agua, solo cuando cumpla esta propiedad en todos sus lados y juntas.

Si estás pensando en comprar suelo laminado para cocinas y baños, te recomendamos que pases por cualquiera de nuestros centros Pinturas Andalucía, donde podrás ver, pisar y sentir, los mejores modelos de suelos, y por supuesto aclarar cualquier duda con nuestros compañeros. Te esperamos.

COMENTARIOS

Ningún comentario por el momento.

Añadir un comentario