Solicitar llamada

Suelos VinílicosDescarga el catálogoa

Suelos vinílicos

Modernos o tradicionales, los suelos vinílicos ofrecen un amplio abanico de posibilidades con diferentes tamaños de lamas y rollos, diversos tipos de diseño de la madera, piedra o corcho con una infinidad de colores y un sinfín de hermosos diseños y texturas.

Suelos Laminados
 
 
 
 
Dioco

Suelos Vinílicos Dioco

 
 
Jartin

Suelos Vinílicos Dioco

 
Suelos Vinílicos Eureka

Suelos Vinílicos Eureka

 


 

En la categoría de suelos vinílicos podrás encontrar un renovado y amplio catálogo de productos dirigidos al pavimento de suelo vinílico de gran durabilidad y resistencia y enfocado para cada uso. De una gran variedad de materiales, diseños y colores, renovar el suelo de cualquier estancia de la vivienda es mucho más fácil.
El suelo vinílico es actualmente tendencia en el sector del diseño y decoración de interiores, siendo una forma rápida y económica de cambiar el aspecto de los suelos.
Se trata de un material muy resistente al estrés y paso del tiempo con una vida útil estimada entre tres y diez años, según la calidad y su aplicación. Suele utilizarse en las tiendas de las grandes superficies aunque cada vez más se utilizan en viviendas familiares.
Gracias a los nuevos materiales, cualquier lugar vale para instalar suelos de PVC, por ejemplo en cocinas y baños, ya que vienen preparados para protegerse de la humedad y líquidos. Para cualquiera de los casos, se suele utilizar el formato en loseta, ya que por su forma es más fácil de instalar y va más acorde con el diseño de este tipo de estancias.
Para el caso de habitaciones y dormitorios, se usa más el formato de vinilo continuo (al estilo del parquet).
Su instalación se puede utilizar de varias formas según la unión entre piezas: flotante, adhesivo o con piezas clic.
El primer caso es el más fácil de instalar aunque no es conveniente utilizarlo en suelos como moquetas, ya que se podría mover. Las piezas clic suelen ser las que mejor resultado dan y además resulta fácil cambiar una determinada pieza en caso de que sea necesario, sin tener que levantar todo el suelo. Las piezas autoadhesivas, en cambio, se utilizan en el formato de losetas de baños y cocinas, siendo muy fácil y rápidas de instalar, pero que sacrifican su durabilidad.
También podemos encontrar materiales naturales en vez de PVC, como es el roble. Algunas de las grandes ventajas que proporciona este tipo de suelos son que funciona como un perfecto aislante del ruido, y que resulta un gran compañero de las calefacciones de suelo radiante, por su capacidad para radiar el calor de forma constante y uniforme.
Aunque no son muchas las desventajas que se pueden resaltar de los suelos vinílicos, quizás la más notable sea que instalar este tipo de suelo aumentaría la altura del suelo en apenas dos centímetros, pero que serían suficientes como para tener que lijar la base de las puertas para evitar que roce.
Según los materiales con los que esté formados pueden ser heterogéneos u homogéneos, dependiendo de si las dos capas que suelen formar el material proceden de la misma fuente o se mezclan.
Este último punto favorece la existencia de una gran variedad de diseños, pudiendo incluso imitar materiales naturales como la madera o piedra, que en combinación con el resto de suelos de la vivienda logrará dar un aspecto moderno y original. Existe la posibilidad también de que el suelo vinílico se diseñe a partir de una sola imagen, dando un aspecto más personal. Por ejemplo, en las habitaciones infantiles, reflejar en el suelo colores originales o con el aspecto de una ciudad con carreteras donde puedan jugar los más pequeños de la casa.
El mantenimiento de este tipo de suelos es sencillo y parecido al del tradicional parquet, aunque debemos seguir las recomendaciones del fabricante de cada modelo, aunque existen puntos que debemos evitar como dejar objetos caliente durante largas exposiciones (para el caso de las estufas), no mojarlo para evitar que el agua pueda penetrar entre las uniones ni limpiarlo con productos químicos que no sean los indicados.
Siguiendo estos pasos lograremos que el suelo vinílico tenga una larga vida útil y el principal motivo para cambiarlo sea el del mero gusto decorativo en vez de porque a los pocos años esté desgastado y en mal estado por no haberlo mantenido adecuadamente.
En este catálogo encontrar los diseños que ahora mismo son tendencia, así como adaptados a todo tipo de pavimentos que imitan todo tipo de materiales, siendo instalables tanto en exterior como interior.
Prácticamente todos los modelos son respetuosos con el medio ambiente al no generar residuos y ser reciclables, lo cual hace que sean más económicos. Algunos de ellos también cuentan con propiedad antialergénicas.