Solicitar llamada
Nueva obra. Pintado de la urbanización “La Biznaga”

Nueva obra. Pintado de la urbanización “La Biznaga”

Esta es una nueva obra realizada con los mejores productos y el asesoramiento de los profesionales de Pinturas Andalucía. Se trata del proyecto para la protección y el repintado de los edificios Urbanización "La Biznaga". Nueva Andalucía. Marbella.

En cuanto al estado previo a la obra, se trataba de una urbanización en buen estado general, sin desprendimientos importantes, pero que presentaba algunos problemas que había que resolver.

Debido a la naturaleza mineral del revestimiento original, los edificios presentaban una superficie polvorienta que había que fijar porque este problema podía impedir la adhesión del nuevo revestimiento. Existían también problemas agrietamiento y suciedad en la superficie.

Para solucionar estos inconvenientes se procedió a la reparación y posterior repintado de los edificios.

Como parte del proceso se eliminó la suciedad en su totalidad con un lavado de agua a presión. Posteriormente se sanearon las fisuras y grietas con masillas o morteros según el tamaño.

A continuación se aplico a todas las superficies con problemas de moho y verdín, un producto limpiador reforzante.

Luego se aplicó una primera capa del revestimiento con el color elegido por la propiedad, diluida con un 5 % de agua.

Tras 8 horas desde la aplicación de la 1ª capa se aplicó una segunda capa, esta vez con el producto puro, sin ningún tipo de dilución.

Gracias a este proceso se consiguió un resultado óptimo y de calidad.

Comentarios

Escribe tu opinión

Nueva obra. Pintado de la urbanización “La Biznaga”

Nueva obra. Pintado de la urbanización “La Biznaga”

Esta es una nueva obra realizada con los mejores productos y el asesoramiento de los profesionales de Pinturas Andalucía. Se trata del proyecto para la protección y el repintado de los edificios Urbanización "La Biznaga". Nueva Andalucía. Marbella.

En cuanto al estado previo a la obra, se trataba de una urbanización en buen estado general, sin desprendimientos importantes, pero que presentaba algunos problemas que había que resolver.

Debido a la naturaleza mineral del revestimiento original, los edificios presentaban una superficie polvorienta que había que fijar porque este problema podía impedir la adhesión del nuevo revestimiento. Existían también problemas agrietamiento y suciedad en la superficie.

Para solucionar estos inconvenientes se procedió a la reparación y posterior repintado de los edificios.

Como parte del proceso se eliminó la suciedad en su totalidad con un lavado de agua a presión. Posteriormente se sanearon las fisuras y grietas con masillas o morteros según el tamaño.

A continuación se aplico a todas las superficies con problemas de moho y verdín, un producto limpiador reforzante.

Luego se aplicó una primera capa del revestimiento con el color elegido por la propiedad, diluida con un 5 % de agua.

Tras 8 horas desde la aplicación de la 1ª capa se aplicó una segunda capa, esta vez con el producto puro, sin ningún tipo de dilución.

Gracias a este proceso se consiguió un resultado óptimo y de calidad.

Escribe tu opinión